domingo 3 marzo 2024

Alberto Fernández busca respaldo empresario para después de las elecciones

Más Leídas

Tres horas y media duró el almuerzo del Presidente Alberto F. con un selecto grupo de empresarios y funcionarios en la Casa Rosada. Pocos datos consistentes se conocieron del encuentro. Solo un par de empresarios deslizaron algunos comentarios.. Voceros oficiales dejaron traslucir un resultado positivo de la reunión. Afirmaron que se analizó la actual situación del país. En particular el impacto que tendrá el resultado electoral del próximo 14 de noviembre. La percepción, de los hombres de negocios, es que en el oficialismo reina preocupación al respecto.

El jefe de Estado compartió la mesa con Javier Madanes (Aluar y Fate), Alejandro Simón (Grupo Sancor Seguros), Hugo Eurnekian (Corporación América), Marcelo Mindlin (Pampa Energía), Francisco De Narváez (Grupo De Naváez), Jorge Brito (Banco Macro), Juan Martín de la Serna (Mercado Libre) y Marcos Bulgheroni (PAE). De lado del Gobierno estuvieron el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro; el Jefe de Gabinete, Juan Manzur y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

Los empresarios que concurrieron a la Casa Rosada fueron seleccionados en una reunión, concretada la semana pasada.  Participaron de ella: Sergio Massa, Máximo Kirchner, Wado De Pedro, ,Francisco De Narváez, Marcos Bulgheroni y Jorge Brito. Los invitados supieron quiénes eran los participantes del almuerzo recién en la antesala del Salón Eva Perón. En pocos minutos trataron de coordinar los temas a exponerle al jefe de Estado.   

La primera información, que recibieron, fue que este año no habrá acuerdo con el FMI, que el mismo podría concretarse en el primer trimestre de 2022. Por su parte el Gobierno trató de conocer qué posición sostendrán los grandes grupos empresarios frente a un posible acuerdo con el Fondo, ya que existen dudas sobre el respaldo que podría otorgar la oposición, en particular Juntos por el Cambio.  

El Presidente manifestó que la ratificación de Kristalina Georgieva al frente del FMI era una buena noticia. Pero dejó en claro que dentro del Frente de Todos hay distintas posiciones respecto al posible acuerdo con el Fondo, pero enfatizó que existe una sola estrategia de negociación. La duda, entre los empresarios, es quién diseña la estrategia y que posición adoptará la vicepresidenta Cristina Kirchner y los legisladores que le responden en el Congreso, ya que han mantenido públicos rechazos hacia el FMI.

 Fernández les pidió apoyo a los empresarios para lograr “el mejor acuerdo posible” y poder fortalecer la posición del Gobierno frente a la compleja negociación que lleva adelante el ministro de Economía, Martín Guzmán. Un apoyo que pide, la Casa Rosada, en momentos que la secretaría de Comercio fue ocupada por un hombre que responde a Cristina, que llega con las intenciones de renovar las practicas del ex secretario Guillermo Moreno, que anticipó un severo control de precios y además que va a revisar la rentabilidad de las empresas.

Quienes estaban en el almuerzo son conscientes que la estrategia del Gobierno, en la negociación con el FMI, gira en torno a lograr una extensión de los plazos de pago de la deuda. Decisión que resulta sumamente difícil que el Directorio apruebe, ya que sería violatorio de las normas del Fondo. De fuentes oficiales trascendió que el jefe de Gabinete en su viaje a Estados Unidos se reunirá con funcionarios de la Casa Blanca e inversores, y que pretende exponer el respaldo de los gobernadores y empresarios para lograr avanzar en el acuerdo. Pero nada se sabe sobre cual es el plan, de la coalición gobernante, para encauzar la crisis de la economía del país.

Uno de los temas que ocupó gran parte del dialogo durante el almuerzo, fue la generación de empleo y las estrategias para lograrlo. Los empresarios plantearon que para avanzar en ese camino son necesarias nuevas inversiones. Expusieron que para ello debe concluirse con la prohibición de despidos y la doble indemnización. La respuesta que recibieron es que a medida que la economía se reactive y el país termine de salir de la pandemia, el Gobierno está decidido a desandar ese camino.

Terminado el almuerzo, los empresarios dejaron la Casa Rosada. En sus bolsillos se llevaron algunas promesas del jefe de Estado. También el pedido de respaldo para sostener la gobernabilidad de la administración Fernández después de las elecciones legislativas, cuyo resultado perciben que sería adverso. Los comensales dejaron conocer que el encuentro se desarrolló en un buen clima. Pero, cada uno de los hombres de negocios, saben que transitan un escenario en el que en cualquier momento los actores pueden cambiar sus máscaras bajo las órdenes de Cristina Kirchner, una directora impredecible.   

P/ag.vfn./gr.rp.

Últimas Noticias

Escándalo en la ANSES: el Gobierno dice que investigará  una «caja negra» vinculada a la política.

"Todas las investigaciones están en curso pero el sistema se va a cortar", reconoció una calificada fuente de Casa...

Más Noticias