lunes 6 febrero 2023

Deuda con el FMI. A pesar de los ataques de CFK al Fondo el Gobierno cree posible un acuerdo

Más Leídas

El comunicado del FMI es interpretado en el quinto piso del Ministerio de Economía “como una construcción técnica para una transición” entre el Stand-By Agreement (SBA) y el Programa de Facilidades Extendidas (EFF, por sus siglas en inglés) que pidió el ministro al FMI. “Del primer comunicado a este hay una construcción de jurisprudencia. Se sientan las premisas, el marco macro que deben dar las bases para una marco general”, afirman a la hora de hablar de la hoja de ruta fijada, por primera vez hoy, con el más profundo nivel de detalle público desde que arrancaron las negociaciones.

Después de dos años de discusiones –“constructivas” o “productivas”, según el mensaje de turno–, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Gobierno mostraron, por primera vez, una lista de objetivos para la política económica que ofrece un vistazo al trazo grueso del plan que se cocina a fuego lento entre Washington y Buenos Aires.

El FMI enumera nueve objetivos: bajar de “manera gradual y sostenible” el déficit fiscal; reducir el financiamiento monetario del Tesoro; lograr tasas de interés reales positivas; coordinar precios y salarios; acumular reservas –que encierra el desafío de desarmar el cepo cambiario y cerrar la brecha sin devaluar–; promover la inversión extranjera y las exportaciones, y tres más que podrían enmarcarse en el menú de reformas estructurales del futuro programa: desarrollar el mercado de capitales interno; fortalecer la efectividad del gasto público y “mejorar las operaciones de política monetaria”.

Este listado es el “entendimiento general” que el Fondo terminó de sellar con el Gobierno durante los últimos días. Pero el organismo también dijo que serán necesarias “más discusiones” para llegar al acuerdo final –el acuerdo que el presidente Alberto Fernández dijo durante la campaña que estaba “cerrado”– y que tanto el staff como las autoridades argentinas siguen plenamente comprometidos con su trabajo. Traducido: la negociación avanza, pero, tal como dijo días atrás la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, todavía resta “mucho por hacer”.

Aunque el comunicado del Fondo terminó de borrar la expectativa de alcanzar un acuerdo antes de que termine el año, el Gobierno celebró el mensaje. La lectura que se hizo en Casa Rosada fue que la semana dejó un balance “positivo” y que el Gobierno y el Fondo comparten una visión sobre el rumbo que deben seguir.

Sin embargo el último punto acordado engloba una de las principales inquietudes en Washington: el respaldo político para el nuevo plan. El Fondo remarcó que los equipos acordaron que un “amplio apoyo, tanto a nivel nacional en la Argentina como de la comunidad internacional” es fundamental para el éxito general del plan. Un mensaje que el Fondo repite hasta el cansancio y que ahora reiteró ante un nuevo ajuste cada vez más cercano.

El marco  para la negociación con el FMI que en la Plaza K, del viernes pasado, Cristina Kirchner le fijó al Presidente Fernández parece como un trazo que dificultaría toda la negociación, tanto en la obtención de respaldo político interno como a nivel internacional, sin embargo fuentes próximas al jefe de Estado consideran que las palabras de la vicepresidenta tienen “mucho ruido y pocas nueces”, y aseguran que las negociaciones avanzaran positivamente, si bien tanto desde el Fondo como desde la Casa Rosada no han dado a conocer un programa de cómo se continuara las negociaciones se interpreta que se abre un compás de espera hasta que termine el receso por la fiestas de fin de año.

P/ag.ln.vfn/gr.rp.

Últimas Noticias

Una noche en el Kremlin: a setenta años de la entrevista Stalin-Bravo

El último extranjero en entrevistarse con el legendario dictador soviético cuatro semanas antes de su muerte fue el embajador...

Más Noticias