lunes 6 febrero 2023

Ataque a Cristina Kirchner. La vicepresidenta pide ser querellante, Brenda Uliarte suma complicaciones y aparece una tercera involucrada

Más Leídas

Sobre los imputados Fernando Sabag Montiel y Brenda Elizabeth Uliarte, la vicepresidenta Cristina Kirchner, sostuvo que «se ejercerán los derechos que me corresponden como acusadora privada respecto de toda otra persona cuya responsabilidad surja de la investigación”. Al momento de la presentación de la vicepresidenta no había aún una tercera detenida.

Pero la causa tomó un giro inesperado  en las últimas horas: los investigadores del caso empezaron a considerar que Brenda Uliarte, la novia de 23 años de Fernando Sabag Montiel, habría sido quien en realidad planificó e instigó la tentativa de homicidio y que su amiga Agustina Díaz, de 21 años, detenida durante la madrugada de este martes, la habría ayudado a planificar el ataque y, después de cometido, a encubrirlo

“¡¿¡¿¡Cómo no le pegó el tiro? ¿¡¿¡Cómo mandaste a este tarado? ¿Se puso nervioso?!’”, le dijo Díaz a su amiga Brenda en alusión a Sabag Montiel, que el 1° de septiembre gatilló su pistola Bersa .32 a centímetros de Cristina Kirchner sin que la bala saliera del arma. Después de esa conversación, ambas hablaron por teléfono pero no se conoce el contenido de esa llamada. Así lo informaron fuentes que trabajan en el caso. Díaz fue detenida durante un allanamiento realizado en su casa de San Miguel, donde vive con su abuela.

El otro mensaje que la complicó es una conversación donde ella le dijo a Uliarte: “borrá todo”, en referencia al contenido de celular, y le pidió que se deshiciera de su teléfono. La propia Díaz cambió el chip de su celular. La sospecha de los investigadores es que lo hizo para que no pudieran rastrear sus llamadas, pero no tiró el viejo y cuando la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) allanó su casa de San Miguel, encontró el nuevo chip y el antiguo.

En el peritaje realizado se encontraron mensajes previos al 1° de septiembre con referencias a cómo cometer el atentado y otros posteriores, sobre cómo deshacerse de la evidencia, relataron las fuentes. Esto pone a Díaz en una situación complicada, ya que podría ser acusada no solo de encubrimiento, por las maniobras posteriores para destruir pruebas, sino de haber tenido un rol activo para que se ejecutara el ataque. El teléfono de Díaz será analizado por la PSA, que debe primero abrirlo.

Por el momento, no hay evidencia en el expediente de que existan nexos políticos de Díaz ni de Uliarte con alguna agrupación o partido, más allá de su rechazo por el kirchnerismo, dijeron fuentes del caso.

Finalmente, la vicepresidenta sostuvo en su escrito, para convertirse en querellante, de dos carillas: solicitó “ que se de acceso urgente al expediente electrónico a mis abogados, Ubeira y Aldazabal, cuyos datos constan en el encabezado. Desde ya, solicito que, si se vuelve a decretar el secreto de sumario, se convoque a mis letrados todo acto definitivo e irreproducible (art. 204 CPPN)”.

Para los investigadores Brenda Uliarte intentó, a la que ahora se suma la tercera detenida, Agustina Díaz,  junto a Fernando Sabag Montiel “dar muerte a Cristina Elisabet Fernández de Kirchner – Vicepresidenta de la nación y Presidente de la Honorable Cámara de Senadores de la Nación-, contado para ello con la planificación y acuerdo previo entre ambos”. Así consta en el expediente judicial en el que ahora la vicepresidenta pidió ser querellante que es considerada como única víctima de lo que calificaron los investigadores como una tentativa de homicidio.

P/ag.cl.ln.ifb.vfn/gr.rp

Últimas Noticias

Una noche en el Kremlin: a setenta años de la entrevista Stalin-Bravo

El último extranjero en entrevistarse con el legendario dictador soviético cuatro semanas antes de su muerte fue el embajador...

Más Noticias