sábado 20 abril 2024

La inflación mantiene su velocidad, Alberto Fernández sin éxitos en su “guerra del viernes”

Más Leídas

El aumento de la inflación en agosto reflejó una variación de 7% y acumuló en lo que va del año un avance de 56,4%, un número que ya perforó el récord que dejó Mauricio Macri en 2019 (53,8%), el salto de los precios más elevado en más de casi 30 años, o sea, el registrado tras la hiperinflación (1991). No es el hito que Alberto Fernández hubiera querido festejar en sus 1001 días de gobierno, pero es lo que se vive en la calle y al que se enfrentan los argentinos.

El dato mensual de agosto fue el más alto desde abril de 2002 (10,4%). El incremento en los últimos doce meses fue de 78,5%, el peor desde diciembre de 1991 (84%). La inflación núcleo -que elimina los precios regulados y estacionales- llegó al 6,8% en el mes. El capítulo de Alimentos y Bebidas -el que más pesa en el IPC del Indec- registró un alza de 7,1%. Los analistas creen que los precios mantienen un fuerte ritmo de avance este mes, sobre todo los alimentos, y estiman que el índice de inflación oficial cerrará el año en un número que casi inevitablemente será de tres dígitos.

A fines de agosto del mes pasado, los especialistas privados consultados por el Banco Central (BCRA) para el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) habían proyectado que la inflación a fin de año se ubicará en 95%, o sea, unos 4,8 puntos porcentuales por encima del pronóstico de la encuesta previa. Quienes mejor pronosticaron esa variable para el corto plazo esperan en promedio una inflación de 99,4%. Para agosto, la mediana de las estimaciones del relevamiento preveía un 6,5% mensual, mientras que el promedio del TOP-10 de los mejores pronosticadores la había estimado en 6,8%. Esto implica que el dato difundido ayer por el organismo estadístico que dirige Marco Lavagna está por encima de las estimaciones de los privados.

La mayor suba del mes se dio en el rubro Prendas de Vestir y Calzado (9,9%). Detrás vinieron Bienes y servicios varios (8,7%), Equipamiento y mantenimiento del Hogar (8,4%), y el ya mencionado Alimentos y bebidas (7,1%). La ropa ya subió un 109% en doce meses. Restaurante y hoteles se acerca a esa marca: 97,5%.

“Mi obligación es con los últimos”, dijo Alberto Fernández ayer en Twitter. “1000 días del gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner con decisiones siempre en favor del pueblo”, le respondió el canciller Santiago Cafiero, pese al impacto que tienen los precios en los ingresos, sobre todo de aquellos que menos tienen en la Argentina. “Pensemos que en EE.UU. [la inflación] salta de 1 a 10, un 900% de inflación tuvo. Hay un momento muy excepcional que está viviendo el mundo”, quiso explicar el Presidente en una entrevista televisiva difundida en las últimas horas. La inflación interanual de EE.UU. llegó a 8,3% interanual en agosto y la Reserva Federal (FED) se prepara para volver a subir fuertemente su tasa de interés en los próximos días. En sintonía, en el mercado local, se espera que el dato de hoy movilice mañana al BCRA a volver a subir las tasas.

En su última conferencia de prensa, cuando presentó “dólar soja”, el ministro de Economía, Sergio Massa, reafirmó que la inflación es un problema macroeconómico y que para enfrentarlo cumplirá con las metas previstas en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que implican la acumulación de reservas, un sendero de reducción del déficit fiscal y la baja de la emisión para asistir al Tesoro. Tras su viaje a los EE.UU., trascendió que la idea del equipo económico del líder del Frente Renovador es lograr -bajos esas premisas- desacelerar los precios al 2% mensual a fines de año.

“Existe un compromiso muy fuerte de la Argentina con el programa y el reconocimiento de que el programa es un ancla para la economía argentina. No tienen el lujo de otras anclas”, afirmó ayer la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva al responder una pregunta sobre el país al final de una charla organizada por el Centro para el Desarrollo Global.

“El Ministro Massa vino junto con el gobernador del Banco Central y las personas claves de su equipo y esa es una buena señal, que tenemos un enfoque de todo el Gobierno para implementar el programa. Estamos en un momento en el que, él reconoció sobriamente, yo reconocí sobriamente, que los problemas que enfrenta la Argentina son muy significativos y al tope de la lista está la inflación, que es devastadora especialmente para los pobres de la Argentina”, agregó.

EN/ag.ln.cl.ifb.vfn/gr.rp.

Últimas Noticias

¿Tengo que pagar la prepaga? Preguntas y respuestas para entender los cambios en la salud

El Gobierno dispuso hoy un cambio profundo en el cálculo de precios de la medicina prepaga, tras la disputa...

Más Noticias