viernes 14 junio 2024

El gobierno del FdeT. en la ONU se abstuvo de respaldar la continuidad de la violación de los DD.HH. en Venezuela

Más Leídas

En un giro en su posición, la Argentina se abstuvo hoy, en el último día de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, de acompañar una resolución que proponía la continuidad, por otros dos años, de la comisión especial que investiga las violaciones de derechos humanos en Venezuela.

A pesar de la abstención de la Argentina –que preside el Consejo-, la resolución se aprobó con el voto de 19 países, entre ellos Estados Unidos, los que integran la Unión Europea, como así también Brasil y Paraguay, entre otros.

Esta comisión especial fue creada en 2019 con el objetivo de investigar “ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias y torturas y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes cometidos desde 2014″ en el régimen de Nicolás Maduro, incluyendo violencia sexual y de género, con miras a “asegurar la plena rendición de cuentas de los autores y la justicia para las víctimas”. En 2020, el mandato inicial de un año que se había otorgado a la misión se extendió por otros dos años, hasta setiembre de 2022.

En aquella oportunidad, la Argentina había acompañado la necesidad de su conformación como una herramienta para la rendición de cuentas por delitos graves cometidos en el país y para asegurar el escrutinio internacional sobre la crisis.

La organización Amnistía Internacional cuestionó la postura de nuestro país. “Lamentamos que Argentina esté dando pasos regresivos en su política exterior de derechos humanos”, señaló Mariela Belski, directora de Amnistía Internacional Argentina.

“Como miembro y presidente del Consejo de Derechos Humanos, nuestro país ha faltado a su misión y compromiso con los derechos humanos, incluidos el derecho a la verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición de las víctimas –agregó-. El deber de países como el nuestro es el de redoblar sus esfuerzos para exigir al gobierno de Venezuela que ponga fin a la política de represión y que permita que las y los defensores de los derechos humanos realicen su trabajo de forma segura, en lugar de darle la espalda a víctimas y sobrevivientes.

Cabe recordar que la Argentina también se abstuvo de acompañar en la ONU un informe que denuncia la persecución del gobierno chino a la minoría musulmana uigur. El informe, que resultó rechazado por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, fue firmado antes de finalizar su mandato como Alta Comisionada para los Derechos Humanos por la expresidenta chilena Michelle Bachelet. Organizaciones internacionales le habían pedido respaldo a Argentina.

P/ag.ln.cl.ifb.vfn/gr.rp

Últimas Noticias

La Ley Bases después de la aprobación del Senado volverá a la Cámara de Diputados

Como la Cámara alta aprueba la iniciativa con modificaciones, el texto volverá a Diputados, que podrá aceptarlas o desecharlas...

Más Noticias