jueves 25 julio 2024

Cuaderno de opniones. Fernández en la Casa Blanca: un nuevo papelón internacional

Más Leídas

El viaje de Alberto Fernández a los Estados Unidos no aportó nada significativo para la Argentina, pero sirvió para confirmar el rumbo errático de su gobierno y la ya irremontable vacuidad de su persona, que ha convertido a la investidura presidencial en un meme permanente.

Por Dr. Jorge Enríquez (*)

En la reunión que tuvo con empresarios (los pocos que aceptaron concurrir) en Nueva York, solo escuchó críticas. Esto es infrecuente en este tipo de intercambios entre jefes de estado y hombres de negocios, ya que estos, prácticos por antonomasia, desean por lo general agradar a sus interlocutores, a la espera de que un clima amigable les facilite las inversiones o, por lo menos, sirva para que los gobiernos no les impongan restricciones o gravámenes que disminuyan sus réditos.

Después fue a la Casa Blanca a una publicitada “cumbre” con el presidente norteamericano. Fernández fue a La Cumbre, pero terminó en La Cumbrecita, porque el encuentro solo duró 12 minutos. Además, la escena que se difundió fue patética. El presidente argentino, en actitud mendicante, le leía a Joe Biden sus pedidos extraídos de un papelito.

El mismo Fernández que adulaba a Putin hace poco tiempo diciéndole que la Argentina se postulaba como la puerta de entrada de Rusia a Latinoamérica, mientras el zar ruso ordenaba la invasión a Ucrania, el que privilegiaba las vacunas rusas y relegaba a las de laboratorios de los Estados Unidos, ahora clamaba en humillante actitud por unos dólares para procrastinar los gravísimos problemas económicos de nuestro país y que le explote la “bomba” al próximo gobierno.

Pero no le bastó con esa imagen lamentable. En la conferencia de prensa posterior, sostuvo que Biden le había dicho que sus presidencias tenían en común que ambas habían heredado una situación desastrosa de los gobiernos que las habían precedido. Esa afirmación es muy inverosímil porque en los diálogos oficiales entre jefes de Estado no corresponde incurrir en ese vicio tan reiterativo del kirchnerismo que es entender todo en clave local. Biden, guste o no, es un político muy experimentado que como senador y luego como vicepresidente se ocupó especialmente de cuestiones internacionales. No era esperable que cometiera ese error.

Pero la mendacidad de Fernández quedó al descubierto cuando la Casa Blanca dio a conocer la transcripción oficial de esa conversación, en la que, por supuesto, tal aseveración de Biden no existe. Un nuevo papelón internacional. Son tantos ya, que ni

llaman la atención.

(*, ex diputado Nacional JxC – Presidente Asociación Civil Justa Causa

P/ag.jorgeenríquez.vfn/gr.rp

Últimas Noticias

Harris lidera la carrera presidencial de EEUU con 44% frente a 42% de Trump según sondeo de Reuters/Ipsos

La vicepresidenta Kamala Harris abrió una ventaja marginal de dos puntos porcentuales sobre el republicano Donald Trump  después de...

Más Noticias