Inicio Internacional Paraguay. ¿Taiwán o China? El dilema que pone en el punto de mira la carrera electoral

Paraguay. ¿Taiwán o China? El dilema que pone en el punto de mira la carrera electoral

0
Paraguay. ¿Taiwán o China? El dilema que pone en el punto de mira la carrera electoral

Asunción.  Desde la capital de Paraguay hasta Taipei y Washington, diplomáticos, funcionarios y agricultores observan de cerca una reñida carrera electoral que podría determinar los futuros lazos de Paraguay con Taiwán.

Paraguay votará por su próximo presidente el 30 de abril, eligiendo entre un candidato del partido gobernante que promete extender las relaciones diplomáticas de décadas con Taiwán y un rival de la oposición que favorece cambiar los lazos con China para impulsar la economía agrícola del país sin salida al mar.

La presión dentro de la nación sudamericana ha ido en aumento, especialmente por parte de su poderoso conglemerado agrícola, para cambiar los lazos con China y abrir los lucrativos mercados del país asiático a la soja y la carne vacuna de Paraguay, sus principales exportaciones.

«Somos una nación productora de alimentos que no vende al mayor comprador de alimentos del mundo», dijo a Reuters Pedro Galli, presidente de la Asociación Rural Paraguaya (ARP). Su organización representa a unos 3.000 agricultores locales.

Si Paraguay reconociera a China, sería un golpe para Taiwán, que enfrenta una batalla cuesta arriba contra el poder económico de Beijing para mantener a sus 13 aliados restantes en todo el mundo, y una nueva señal de la creciente influencia de China en un área que Washington ha considerado durante mucho tiempo como su patio trasero.

Galli citó el reconocimiento de China por parte de otros países de la región, que en los últimos años han incluido a Panamá, República Dominicana, El Salvador y Nicaragua. Honduras fue el último en cambiar de bando en marzo.

«Estamos viendo la fiesta desde el balcón», dijo Galli, refiriéndose a la pérdida que sintió el sector agrícola en términos de exportaciones. “Solo quedamos nosotros y los guatemaltecos”. 

El candidato de la oposición Efraín Alegre, que representa una coalición de centroizquierda, dijo a Reuters en enero y nuevamente en abril que favorecería las relaciones con China, el mayor importador mundial de carne de res y soja, si fuera elegido presidente.

«Vamos a estar donde sea conveniente, de lo contrario sería una traición a la patria», dijo Alegre a Reuters en la entrevista del 17 de abril. «¿Cómo negar una relación que es beneficiosa para todos los paraguayos, un pueblo que necesita desarrollo, necesita inversión, necesita industria?».

El candidato conservador gobernante del Partido Colorado, Santiago Peña, ha prometido quedarse con Taiwán. Una delegación de varios partidos visitó la isla en febrero, buscando calmar los nervios de los taiwaneses.

Taipei, que argumenta que brinda apoyo económico a sus aliados, dijo la semana pasada que estaba » perplejo » por la posición asumida por la oposición paraguaya y que haría todo lo posible por mantener sus vínculos diplomáticos con el país.

China ha argumentado durante mucho tiempo que Taiwán, gobernado democráticamente, es parte de su propio territorio sin derecho a lazos de estado a estado, una posición que Taipei rechaza enérgicamente. China exige que los países con los que tiene vínculos reconozcan su posición.

Entre los círculos diplomáticos de Asunción existe la sensación de que un cambio es inevitable, independientemente del resultado de las elecciones.

«Con Paraguay es una cuestión de cuándo, no de si», dijo a Reuters un alto diplomático europeo, y agregó que dadas las presiones de la comunidad empresarial local y la frágil economía global, Paraguay podría cambiar «dentro de los próximos dos años».

Incluso si el gobernante partido Colorado ganara las elecciones, es posible que sus líderes no tengan el mismo apoyo incondicional para Taiwán que el actual presidente Mario Abdo, cuyo padre ayudó a forjar relaciones con Taiwán como asesor político hace más de seis décadas.»Somos pueblos hermanos y tenemos un destino juntos», dijo Abdo durante la visita de febrero.

“El actual presidente Abdo tenía un fuerte compromiso personal con Taiwán que se remonta a su padre”, dijo Evan Ellis, quien se especializa en las relaciones entre China y América Latina en el Instituto del Colegio de Guerra del Ejército de EE. UU. «No está claro que haya la misma profundidad de vínculos personales con quienquiera que tome el mando».

Las encuestas de opinión en abril difirieron ampliamente, con Atlas clasificando al pro-China Alegre por poco más que Peña y Grau & Associated pronosticando una ventaja de 16 puntos para Peña.

El ganadero paraguayo Fernando Serrati, que cultiva maíz, soja y ganado, dijo que el país estaba «atrapado» en un conflicto diplomático que perjudicaba a los productores y las exportaciones, mientras que la puerta cerrada a China significaba que a menudo perdía una prima de precio.

Una severa sequía que ha afectado la producción agrícola regional, las peores perspectivas económicas a nivel mundial y la guerra en Ucrania que ha afectado los envíos de carne de res a la sancionada Rusia han afectado aún más el sentimiento local, lo que ha llevado a más paraguayos a favorecer nuevos lazos con China.

«Necesitamos considerar los intereses reales de nuestro país y abrirnos al mundo», dijo Serrati.

INT/ag.agencias.europapress/er.rp