Inicio Internacional Guatemala. El fiscal Rafael Curruchiche es acusado de querer impedir la asunción presidencial del mandatario electo Bernardo Arévalo

Guatemala. El fiscal Rafael Curruchiche es acusado de querer impedir la asunción presidencial del mandatario electo Bernardo Arévalo

0
Guatemala. El fiscal Rafael Curruchiche es acusado de querer impedir la asunción presidencial del mandatario electo  Bernardo Arévalo

Guatemala DC. Rafael Curruchiche, el jefe de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) en Guatemala, es el hombre que ha estado detrás de la demanda de cancelación de Semilla, partido de Bernardo Arévalo, lo que podría impedir su posesión como presidente. La polémica carrera de Curruchiche no inicia acá, como jefe de la FECI ha sido acusado de obstruir investigaciones en contra del actual presidente Alejandro Giammattei y de haber forzado al exilio o a la cárcel a varios periodistas y fiscales.

Una de las cabezas, que piden los manifestantes guatemaltecos que apoyan al electo presidente, resuena en los medios de comunicación por estos días. Se trata de Rafael Curruchiche. Y con razón. Después de la primera vuelta de las presidenciales que, para sorpresa de todos, llevó a Bernardo Arévalo a la segunda vuelta, fue desde su despacho FECI que salió el 12 de julio la solicitud del juez del Juzgado Séptimo, Fredy Orellana, de suspender la personalidad jurídica de Semilla, partido de Arévalo.

Esta orden tiene origen en un caso denominado Corrupción Semilla, que fue trasladado a la FECI en 2023. La fiscalía acusa a Arévalo de haber adherido ilegalmente a su partido a más de 5.000 ciudadanos (incluso a 12 personas fallecidas), falsificando su letra y firma. Por eso, ya ha allanado en dos ocasiones el TSE, y registrado la sede de Semilla de donde se llevó documentación sobre su proceso de constitución en 2018. Semilla ha negado los señalamientos.

En 28 de agosto, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) confirmó la victoria de Bernardo Arévalo, convirtiéndolo en presidente electo de Guatemala, pero anunció el mismo día la suspensión provisional de la personalidad jurídica de su partido, producto de la acusación que se gestó en el despacho de Rafael Curruchiche.

El 30 de julio, el Congreso de Guatemala, presidido por el partido del presidente Alejandro Giammattei, desconoció a la bancada del Movimiento Semilla, incluyendo al propio Arévalo. Con esta decisión, los cinco diputados del partido no podrán presidir comisiones ni participar en la preparación de la agenda legislativa.

En lo último de este complejo caso político, el TSE revocó este domingo 3 de septiembre la suspensión de Semilla hasta el 31 de octubre, fecha en la cual se acaba oficialmente el proceso electoral, ya que la Ley Electoral y de Partidos Políticos guatemalteca prohíbe la suspensión de los partidos políticos durante todo este periodo electoral. Se determinará a partir de noviembre si se suspende otra vez, o no, a Semilla.

Se espera que Arévalo tome posesión como nuevo presidente de Guatemala el próximo 14 de enero. Sin embargo, si se cancela otra vez la personalidad jurídica de su partido, el Congreso podría usar esta razón para impedir la posesión del nuevo presidente. Estos acontecimientos llevaron al presidente electo a hablar de intento de golpe de Estado en el país y a denunciar a algunos políticos con nombre propio, entre esos a Rafael Curruchiche.

¿Cuáles son los intereses detrás de Curruchiche?

Al haber ganado las presidenciales sorpresivamente, el candidato reformista, que usa en su discurso la lucha contra la corrupción, apartó del poder a la candidata Sandra Torres, aliada del oficialismo, el poder conservador relacionado con Curruchiche desde su nombramiento en FECI.

El 3 de agosto de 2021, Curruchiche fue nombrado jefe de la FECI por la Fiscal General Consuelo Porras, quien fue designada por el actual presidente Alejandro Giammattei. La FECI tiene como misión investigar penalmente los casos de “alto impacto social” asignados por el Fiscal General (o Jefa del Ministerio Público), es decir por Consuelo Porras.

Curruchiche emplazó a Juan Francisco Sandoval, quien fue  destituido por Porras y se exilió a Estados Unidos. El abogado Sandoval estaba liderando investigaciones anticorrupción que apuntaban a Giammattei, entre ellas, la presunta vinculación de una trama rusa con el presidente de Guatemala. Un posible soborno de mineros rusos y kazajos al presidente para obtener acceso de contrabando a un puerto guatemalteco.

Como nuevo jefe de la FECI, Curruchiche investigó varios casos en los que estaba implicado Sandoval, lo que condujo a la emisión de cinco órdenes de captura en su contra, incluso una por la que se solicitó su extradición desde Estados Unidos.

En el pasado, a Curruchiche se le ha acusado de generar presión repetidamente a los jefes de agentes fiscales sobre las investigaciones en contra Giammattei con el interés de cerrarlas. El 18 de agosto de 2021 firmó un memo dirigido a los trabajadores de la fiscalía solicitando la entrega de cualquier documento sobre el presunto caso de corrupción del presidente con mineros rusos. 

“Remitan a la brevedad posible informes sobre expedientes de investigación relacionados con reunión del presidente de la República con ciudadanos rusos”, dice el documento del cual el medio de comunicación Infobae afirmó tener una copia.

Ataques a la libertad de prensa

También ha sido noticia en medios la persecución de Curruchiche a fiscales, investigadores, jueces o periodistas. Uno de ellos es el influyente periodista José Rubén Zamora, ex director de El Periódico, y quien, entre otras cosas, se encargó de publicar este supuesto caso de soborno del presidente Giammattei.

En julio de 2022, Cinthia Monterroso, subalterna de Curruchiche, acusó a Zamora, entre varias cosas, de lavado de dinero relacionado a la financiación de su periódico. El Ministerio Publicó pidió 40 años de cárcel en su contra.

El pasado 14 de junio, un tribunal de Guatemala finalmente condenó Zamora a seis años de cárcel. Zamora sigue clamando su inocencia y describe el caso de “político”.

Este juicio ha sido denunciado internacionalmente como injustificado y contrario a la libertad de la prensa. Hace unas semanas, varias organizaciones, incluyendo Amnistía Internacional y la Fundación Gabo, firmaron una petición para pedir la liberación inmediata del periodista.

Curruchiche, incluido en la lista Engel de EE. UU.

El fiscal Curruchiche fue incluido en 2022 en la lista Engel de Estados Unidos, que reúne las personalidades consideradas corruptas y antidemocráticas. Está acusado por el Departamento de Estado de «obstruir las investigaciones de actos de corrupción al desbaratar casos de corrupción de alto perfil contra funcionarios del gobierno y presentar denuncias aparentemente espurias contra fiscales de la FECI, abogados privados y miembros de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG)».

Consuelo Porras también había sido incluida en la lista un año antes por acusaciones de «actos corruptos que socavan la democracia en Guatemala».

El viernes pasado, el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) denunció “la continua judicialización del proceso y la práctica del Ministerio Público de intimidar a las autoridades electorales” en el caso Arévalo.

Así las cosas, mientras Guatemala esperará hasta inicios de noviembre para saber qué ocurrirá con el partido Semilla, y si el presidente electo Arévalo tomará finalmente posesión en enero, el fiscal Rafael Curruchiche, pese a la polémica imagen que tiene en la opinión pública, continuará liderando las investigaciones del caso Corrupción Semilla.

INT/ag.agencias.medioslocales/rp.