sábado 20 abril 2024

Una comitiva del FMI para renegociar el acuerdo llegará la Argentina el jueves

Más Leídas

En el primer día hábil del año, desde el Gobierno confirmaron que el jueves van a recibir a una comitiva del Fondo Monetario Internacional (FMI) que llegará al país para empezar a delinear un nuevo acuerdo con la gestión de Javier Milei. En la Casa Rosada aseguran que el pacto actual, sellado en la administración de Alberto Fernández, “está caído”.

El encargado de la confirmación sobre este desembarco desde Washington fue el vocero presidencial, Manuel Adorni, este martes por la mañana en su tradicional conferencia de prensa. “El jueves recibiremos a una comitiva del FMI. La van a recibir el jefe de Gabinete, [Nicolás Posse], y el ministro de Economía, [Luis “Toto” Caputo], en línea con renegociar el acuerdo caído por no haber cumplido. El mismo se encuentra virtualmente caído”, indicó.

Fuentes del Ministerio de Economía ratificaron la información difundida por Adorni, aunque aún no hubo mayores precisiones sobre la hoja de ruta en torno a las renegociaciones entre la Argentina y el FMI. El actual programa de facilidades extendidas, firmado en 2020 durante la gestión de Alberto Fernández reemplazó al acuerdo stand-by rubricado en 2018 por la administración Macri, tuvo su última “revisión” aprobada en agosto de 2023.

Fue luego de las PASO, cuando el organismo concretó un desembolso de US$7500 millones, luego de que el Gobierno convalidara una devaluación del 18% del tipo de cambio oficial (lo llevó de $287 a $350), aun cuando el país incumplió las metas establecidas en ese programa. En ese momento, el staff report elaborado por el equipo técnico del Fondo indicó que la Argentina debía avanzar, entre otros puntos, con nuevos ajustes en las tarifas de servicios públicos (planteados para septiembre, y no ocurrieron), además de políticas que contribuyeran a “contener los salarios públicos y las pensiones”, según indicó en ese momento la búlgara Kristalina Georgieva, directora gerenta del FMI.

A su vez, en ese momento el Fondo informó que el país contaría con un nuevo giro de US$2750 millones, a concretarse luego de las elecciones, si el país superaba exitosamente la revisión correspondiente al tercer trimestre del año. Sin embargo, ninguno de esos objetivos fue alcanzado, en una dinámica que firmó el certificado de defunción del programa.

El acuerdo establecía una pauta de déficit primario del 1,9% del PBI para 2023 (estuvo cerca del 3%), acumular reservas netas positivas por US$8000 millones (fueron negativas en más de US$11.000 millones) y un tope de $883.000 millones en financiamiento monetario del BCRA al Tesoro (solo en el primer semestre habían sido más de $1,3 billones).

En este escenario, el FMI interrumpió el giro de desembolsos a la Argentina. A la espera de nuevas negociaciones, se acordó un nuevo préstamo puente de corto plazo con CAF (Banco de Desarrollo de América Latina) “en consulta y coordinación con el FMI” por US$960 millones, para que el país pudiera cumplir con los vencimientos de diciembre, a la espera de una renegociación del programa. Solo este año, el país debe realizar desembolsos ante el Fondo por unos US$8000 millones, aunque parcialmente cubiertos por desembolsos.

“El FMI y Milei deberían descartar el actual programa fallido de la gestión Fernández y negociar uno nuevo gestionado por Milei y su equipo, que establezca sus metas y objetivos”, señaló en su cuenta de X (Twitter) Mark Sobel, exdirector para EE. UU. en el board del FMI y exfuncionario del Departamento del Tesoro.

Adorni, en conferencia: «El jueves recibiremos a una comitiva del FMI»

Fuentes del FMI no brindaron detalles, ante la consulta de LN. “Solo eso por ahora”, se limitaron a informar desde el Ministerio de Econoíía. Adorni tampoco dio más detalles sobre la reunión, pero desde la campaña el actual Presidente aseguró que su intención era llevar adelante un ajuste incluso más fuerte que el que pedía el organismo internacional, con el que la Argentina tiene una deuda que fue contraída durante el paso de Mauricio Macri por la Casa Rosada.

“El Fondo Monetario Internacional no debería tener problemas con el programa que nosotros hemos planteado, básicamente porque nosotros proponemos un ajuste fiscal mucho más profundo que el que ellos plantean”, había dicho Milei durante la campaña. Tras su victoria en las PASO, el entonces diputado mantuvo una reunión por videollamada con delegados del FMI, en la que sumó a tres referentes de su equipo económico. Eran los exfuncionarios Carlos Rodríguez, Roque Fernández y Darío Epstein, quienes finalmente no ocuparon cargos en el Gobierno de La Libertad Avanza.

Tras el triunfo de Milei en la segunda vuelta, se formalizaron los contactos. A fines de noviembre, el presidente electo mantuvo su primera conversación formal con Georgieva. “El Fondo se mostró colaborativo para encontrar las soluciones estructurales que la Argentina necesita”, comentó en redes sociales el futuro presidente, quien planteó además que el organismo apoyaba su plan de “ajuste fiscal”. Luego, integrantes del equipo técnico del organismo, encabezados por Rodrigo Valdés, mantuvieron reuniones con Nicolás Posse, quien ya había sido confirmado como futuro jefe de Gabinete.

Más testimonios de Manuel Adorni

Por otra parte, el vocero volvió a contrastar con aquellos que no quieren acompañar el proyecto de ley ómnibus que Milei giró al Congreso y que son detractores de esta gestión. “Este va a ser un año donde seguiremos encarando el cambio profundo. Están absolutamente todos invitados a formar parte: toda la dirigencia política, sindical, todos y absolutamente cada uno de los argentinos están invitados a formar parte de este cambio profundo que empezamos y que seguiremos encarando en este año 2024″, dijo, cuando ya la CGT convocó a un paro general el próximo 24 de enero.

“Comenzamos un proceso legislativo donde claramente hay dos caminos: el querer cambiar, transformar la Argentina en una más libre, donde quien quiera trabajar pueda hacerlo, invertir, todo sin el peso del Estado en sus espaldas. Es el cambio que encaramos. Quien no acompañe será porque considera que la mitad del país pobre, los cinco millones de indigentes, el 60% de los niños pobres, la falta de empleo, el salario de 300 dólares y estar alejados del mundo es el camino. Como para nosotros no, invitamos a sumarse a quienes quieran vivir en un país más normal, con más oportunidades”, indicó Adorni.

Entonces, en un mensaje directo a los legisladores que se mostraron contra el megaproyecto y a los demás sectores opositores, marcó: “Quienes no quieran acompañar porque consideran que el modelo de la decadencia es el correcto, así lo entenderemos, que van a querer vivir en una Argentina donde ya los argentinos no queremos vivir más”.

Siempre en esa línea, Adorni remarcó que los canales de diálogo con la central obrera que hará el paro general “están abiertos permanentemente”, pero recordó que la mayoría votó a Milei para que lleve adelante el plan que tenía “un norte claro” sobre cómo debía ser la Argentina desde antes de ser candidato a presidente. “Todos los que quieran sumarse, pueden. O estás con la Argentina que queremos o con la del pasado. Lo que no se negocia es la Argentina libre, querer salir de los salarios miserables y del 50% de pobreza”, insistió.

Por otra parte, y en medio de las distintas protestas que llevó adelante hoy el gremio ATE por los empleados públicos que ya no forman parte de la planta estatal, Adorni aclaró que en el decreto que se publicó la semana pasada no se renovaron aquellos contratos de 2023 que en la Casa Rosada no consideraban esenciales. “No fueron bajas, fueron no renovaciones”, aseguró.

EN/ag.agencias.ln.el.cl.ifb./gr.

Últimas Noticias

¿Tengo que pagar la prepaga? Preguntas y respuestas para entender los cambios en la salud

El Gobierno dispuso hoy un cambio profundo en el cálculo de precios de la medicina prepaga, tras la disputa...

Más Noticias