domingo 16 junio 2024

Argentina y Estados Unidos acuerdan tener un “diálogo estratégico de alto nivel”

Más Leídas

La canciller Diana Mondino y el jefe de gabinete Nicolás Posse se llevan de Washington una serie de gestos de respaldo de Estados Unidos al Gobierno: firmaron este viernes un memorándum para un «diálogo estratégico de alto nivel»; fueron felicitados por el Tesoro por los avances para reducir la inflación y un alto funcionario de la administración de Joe Biden dijo que EE.UU. quiere ser un «socio fuerte» de la Argentina para ayudarla a superar sus problemas económicos.

En una formal ceremonia en el salón de los Tratados del Departamento de Estado, Mondino y el secretario de Estado Antony Blinken estamparon sus firmas en los documentos y se estrecharon las manos. Más allá de su implementación práctica, el memorándum se entiende como un fuerte gesto de EE.UU. al gobierno de Milei, que desde el primer momento de su mandato ha dicho que quería ser un socio estrecho de Washington e Israel.

Participaron el jefe de Gabinete Nicolás Posse, el embajador designado Gerardo Werthein, el embajador estadounidense Marc Stanley, el subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental Brian Nichols y el subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales Marcelo Cima.

«Es un acuerdo para establecer un diálogo de alto nivel», entre ambos paises, dijo Blinken en un breve discurso poco antes de la firmas. Agregó que en los últimos meses hubo muchos avances en distintos aspectos bilaterales, regionales y globales en muchos frentes. «Esto refleja realmente la robusta la relación», agregó. Y mencionó que habrá diálogo sobre derechos humanos, ciencia y tecnología y educación, entre varios temas.

Blinken explicó que es «un acuerdo marco» que servirá en varios aspectos. «No es simbólico, tiene una implementación práctica», dijo. «Es para hacer más, juntos».

A su vez, Mondino dijo que Argentina comparte con Estados Unidos desde siempre los valores de la democracia, los derechos humanos y la libertad. Y que el acuerdo serviría para «mejorar la vida de la gente». Afirmó que ayudará a «la inserción de la Argentina en muchas áreas».

La jefa del Palacio San Martín señaló que el Gobierno quiere incrementar el comercio bilateral y las inversiones norteamericanas en la Argentina, y resaltó que la Argentina podría ayudar al mundo en materia de seguridad alimentaria y transición energética.

Fuentes consultadas señalaron que este documento coloca un marco a los acuerdos que la Argentina ya tiene por diversos temas y crea una instancia de diálogo mayor. Bajo este pacto funcionarán los comités y mecanismos que ya existen y la cooperación será más ágil.

En su discurso, Mondino mencionó que dos acciones concretas que el marco podría acelerar: incluir a la Argentina en la Asociación para las Américas, el plan de Biden para la integración regional, y en los beneficios de la Ley de Reducción de la Inflación, que podría incentivar las inversiones en litio. Pero en un año electoral en EE.UU., todo podría demorarse.

Estados Unidos ve con satisfacción el rumbo que ha tomado la Argentina con Milei, sobre todo tras años de kirchnerismo que le trajo muchos dolores de cabeza. La Casa Blanca ve que el líder libertario busca abrir el país al mundo, apoya sus causas en Israel, Ucrania y Venezuela, y lo siente como un punto de referencia regional ante el avance chino en América Latina, un tema que preocupa a Biden.

Antes del encuentro con Blinken, Mondino y Posse tuvieron este viernes otra reunión importante en el Tesoro con el subsecretario de Asuntos Internacionales Jay Shambough. Y la sorpresa allí fue que apareció la secretaria Janet Yellen, otro gesto de simpatía con la Argentina porque la poderosa funcionaria no suele atender a todo el mundo.

«Hicieron un trabajo fantástico» dijo Yellen y hablaron un rato sobre la reducción del déficit fiscal. «Sigan adelante», dijo.

En un comunicado tras la reunión, el Tesoro fue muy elogioso: «El Subsecretario felicitó a las autoridades argentinas por los importantes avances en la reducción de la inflación, y analizó cómo el Gobierno está amortiguando la carga del ajuste fiscal sobre los más vulnerables. La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, se unió a la reunión para reiterar la importancia de la recuperación económica sostenible de Argentina para Estados Unidos».

A media tarde, otro alto funcionario del gobierno de Biden dijo en una llamada con periodistas que Estados Unidos quiere ser «un socio fuerte de Argentina» para que pueda superar sus problemas económicos.

Ante una pregunta sobre la relación bilateral, el funcionario que no quiso ser identificado dijo que «los fundamentos de la relación entre Estados Unidos y Argentina siguen siendo muy sólidos. Y esperamos continuar trabajando con la administración de Milei en una amplia gama de temas que incluyen la austeridad, trabajar para defender la democracia en la región y también asociarnos en una variedad de otros desafíos globales».

«También somos conscientes de que Argentina está en el proceso de superar una situación económica desafiante y Estados Unidos quiere ser un socio fuerte para ayudarlos a superarla con éxito», agregó.

El jueves, Mondino y Posse se habían reunido con el Asesor de Seguridad Nacional Jake Sullivan, que “felicitó a Argentina por la reciente compra de F-16 a Dinamarca y discutió nuevas oportunidades para profundizar nuestra asociación de seguridad y defensa», según dijo la Casa Blanca.

Además, discutieron formas de reforzar la cooperación para abordar importantes desafíos regionales y globales, incluidos los esfuerzos en curso para aumentar la ayuda humanitaria a Gaza y asegurar un alto el fuego y un acuerdo de rehenes que traería a los rehenes a casa, incluidos los de Estados Unidos y Argentina.

Sullivan, además, “agradeció a Argentina por pronunciarse para apoyar la democracia en Venezuela y condenar la guerra de Rusia contra Ucrania”.

El gobierno de Milei se ha diferenciado claramente de su antecesor, Alberto Fernández, sobre estas dos crisis. Siempre reconoció al gobierno de Nicolás Maduro como una dictadura en incluso ahora alberga en la embajada argentina en Caracas a opositores que se han refugiado allí aludiendo persecución política. El gobierno venezolano les ha negado un salvoconducto para que abandonen el país y la canciller Mondino dijo el jueves que esto era «un incumplimiento absoluto de todos los convenios internacionales”.

Respecto de Rusia, a quien el presidente Fernández había ofrecido a la Argentina como “puerta de entrada” a la región, el gobierno de Milei ha condenado claramente la invasión a Ucrania y el rol de Moscú en el conflicto.

P/ag.agencias.cl./gr.

Últimas Noticias

La Ley Bases después de la aprobación del Senado volverá a la Cámara de Diputados

Como la Cámara alta aprueba la iniciativa con modificaciones, el texto volverá a Diputados, que podrá aceptarlas o desecharlas...

Más Noticias