jueves 6 octubre 2022

Fiestas en pandemia «el día después» por Isabel de Estrada

Más Leídas

Hace unos días desperté pensando que no faltaba demasiado tiempo para las Fiestas. Unas Fiestas diferentes, en las que probablemente nos reuniríamos con unos pocos familiares, intentando cuidar a aquellos que sabemos más vulnerables ante este pequeño virus que llegó a nuestras vidas para cambiar las reglas del mundo. Para siempre?

Unas fiestas en las cuales quizás, y solo quizás, no necesitaríamos de tantos consejos y advertencias para evitar transformar fin de año, en un infierno para muchos: ancianos, niños autistas, animales, como cada vez,
atentos a nuestro prójimo, a nosotros, que día a día durante ocho meses hicimos el ejercicio de cuidar, cubriéndonos con una mascarilla.

Imaginé como sería el día después de este fin de año tan particular. Si contaríamos como siempre, con la vista nublada de rabia e impotencia, cadáveres y más cadáveres de perros, al borde de las rutas. Muchos, muchos más que los que contamos habitualmente. Imaginé un día después de las “fiestas”, sin animales desesperados, perdidos, asustados, lastimados, ni heridos en las guardias de los hospitales.

Como cada año, recordaré a Winner, nuestro oso polar muerto hace ya años en el Zoológico en un fin de año de calor, encierro y estruendos. Me pregunté si todos estos meses de silencio, pausa, y dolor, nos habrían dejado enseñanzas, reflexión, sabiduría.

Será que el día después del año en el que el mundo se detuvo, nos encontrará diferentes, reflexivos, atentos al prójimo, fuera quien fuere, recordando a todos los que no podrán festejar, los que se fueron, los que perdieron a sus seres queridos sin siquiera poder acompañarlos hasta el final?. O habremos, en su defecto, acumulado ganas de festejar, de descargar el encierro acumulado, y viviremos las fiestas como una más, con un año nuevo más, pero diferente, a cuestas, en el que poco habremos aprehendido.

Repartiremos nuevamente las barajas, incluyendo a todos los seres que nos rodean en lugar de ignorarlos a la hora de tomar decisiones?

Soñé con un día después, en una sociedad verdaderamente inclusiva que contemplara a todas sus criaturas, en cada gesto, grande o pequeño, renunciando a la “gratificación instantánea” como dice Aristóteles, en pos de un resultado que verdaderamente contemple lo que de verdad queremos.
Isabel de Estrada
www.fundaciónzorba.org
(autora de “Perros sin Collar”, “Buenos Aires Guau”, Correr para vivir” y “Aullidos en el Viento”)
IG/BN/CC/rp.

Últimas Noticias

Cuaderno de opiniones: “La Argentina no tiene futuro aislada del mundo” advirtió Jesús Rodríguez

En un extenso reportaje, en el programa Odisea de LN+, el Dr. Jesús Rodríguez, presidente de la AGN, analizó...

Más Noticias