domingo 21 abril 2024

El Gobierno descarta la idea de pedir un “waiver” al FMI y reitera que la negociación “está abierta”

Más Leídas

El embajador Jorge Argüello y el ministro Guzmán desestimaron las versiones sobre pedir un “waiver”, un atajo que surgió en la gira presidencial por Europa; Cafiero, en tanto, evitó pronunciarse sobre esa posibilidad.  Cerca del Presidente habían deslizado la posibilidad de que el organismo otorgue un “exención” que, en los hechos, suspende la ejecución de la cesación de pagos de la deuda por un plazo determinado, a la espera de que concluyan las negociaciones.

 “El equipo económico sigue trabajando en una negociación que es muy dura, y negociamos siempre teniendo en cuenta en primer lugar los intereses de los argentinos, como lo hicimos con la reestructuración de la deuda privada”, dijo hoy el canciller Santiago Cafiero a la salida de la reunión de gabinete, en la Casa Rosada. “Nos tratan de condicionar desde sectores económicos que promovieron el endeudamiento evidentemente buscan una solución rápida que los beneficie a ellos”, agregó el canciller, y evitó ponerle plazo o fecha al final de esa negociación con el FMI.

El embajador Argüello, que participó de las negociaciones en Roma entre Guzmán y Julie Kozack, funcionaria del FMI, fue también testigo del rechazó de manera directa el pedido de condonar algún porcentaje de la cuantiosa deuda argentina, con vencimientos hacia fines de año y principios del próximo. “El presidente Alberto Fernández no pide que se perdone un sólo dólar sino que nos den condiciones razonables para pagar. Hoy es de imposible cumplimiento”, dijo el embajador en declaraciones a El Destape Radio. Y agregó: “En noviembre la negociación con el FMI va a entrar en la recta final, tenemos el objetivo de resolver la negociación lo más pronto posible. La negociación está abierta y es central para la Argentina, pero también para el FMI”.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, ya había desechado ayer esa posibilidad, también en las últimas horas, al calificar las versiones como “rumores infundados” y confirmar que el Gobierno pagará al FMI una cuota de US$ 1892 millones que vence en diciembre próximo.

Durante el periplo presidencial en Europa, Fernández y los funcionarios que integraron su comitiva buscaron contrapesar que la Argentina es una crónica “deudora financiera”, centralmente con el Fondo Monetario Internacional (FMI), con el supuesto de que el país es “acreedor ambiental”, mientras el mundo desarrollado proyecta una transición hacia un aparato productivo limpio que requiere de financiamiento global. “Argentina busca abrirse al mundo a partir de sus potencialidades”, dijo Cafiero luego de informar al gabinete encabezado por Juan Manzur sobre las alternativas de la gira presidencial.

Según afirmaron fuentes de la delegación argentina en Glasgow, la propia directora gerente del organismo, Kristalina Georgieva, barajó la posibilidad de un waiver durante la reunión con Fernández en Roma. Aunque se trata de una solución precaria, le daría más tiempo al Gobierno para negociar el acuerdo y postergar pagos previstos para fines de este año y el próximo, dónde también vence el plazo para pagar al Club de París. Por lo visto, el Gobierno desechó esa posibilidad y sigue la negociación contra reloj con el FMI, atado como está por sus urgencias electorales.

EN/ag.europapress.ln.ifb.vfn/gr.rp

Últimas Noticias

Irán e Israel evitaron una guerra abierta, pero se mantiene un estado de alerta global

Beirut. El alcance de la respuesta militar de Israel al primer ataque directo de Irán contra el país sigue...

Más Noticias