domingo 26 mayo 2024

Fórmula 1 Lewis Hamilton y una fuerte denuncia por un mal momento en el Red Bull Ring

Más Leídas

Lamentablemente, parte de la actualidad del Gran Premio de Austria, Fórmula 1 estuvo fuera de la pista, concretamente en las gradas del Red Bull Ring donde se vivieron algunos comportamientos muy lamentables que empañaron el fin de semana.

Ya antes incluso de la carrera al sprint del sábado estalló la polémica por los vítores con los que algunos aficionados de Max Verstappen reaccionaron tras el accidente de Lewis Hamilton en la Q3, en el que estrelló su Mercedes contra las protecciones, afortunadamente sin consecuencias para el británico.

Acoso a una aficionada de Lewis Hamilton

Sin embargo, el domingo se produjo un hecho aún más grave. Una aficionada de Lewis Hamilton fue presuntamente acosada por partidarios de Max Verstappen, al parecer pasados de cervezas, hasta el punto de que llegaron a levantarle el vestido y dirigirse a ella en términos como «eres una fan de Hamilton, no mereces respeto».

El suceso llegó a oídos de los responsables del equipo Mercedes-AMG justo antes de comenzar la carrera, consiguieron localizar a la aficionada, que había viajado a Spielberg desde la República Checa, y le permitieron vivir las últimas 20 vueltas de la carrera dentro de su garaje.

Condena enérgica de Hamilton y Wolff

El propio Lewis Hamilton denunció los hechos con un mensaje en Instagram en alusión a lo sucedido en la previa del Gran Premio: «Disgustado y entristecido de escuchar que algunos aficionados están sufriendo ataques racistas y homófobos y, en general, comportamientos abusivos en el circuito este fin de semana», escribió el siete veces campeón del mundo.

«Acudir a un Gran Premio nunca debe ser un motivo para generar ansiedad o sufrimiento a los aficionados y hay que hacer algo para asegurarse de que las carreras son espacios seguros para todos. Por favor, si veis que esto sucede, comunicarlo a la seguridad del circuito y a la Fórmula 1. No podemos permanecer quietos y permitir que esto continúe», concluye su mensaje.

Su jefe, Toto Wolff, no fue menos rotundo después de la carrera: «Esto tiene que parar. Si eres un racista, homófobo o misógino no te queremos en la Fórmula 1», aseguró, sin querer generalizar en todos los aficionados presentes en las gradas: «Siempre va a haber idiotas por ahí borrachos, hay que tener cuidado para no condenar al 99,9% de los aficionados que vienen aquí, pero ese 0,1% les hizo sombra», matizó.

Al menos, en el podio del Red Bull Ring al final del Gran Premio no hubo pitos para el británico, que logró un valioso tercer puesto y encadena su tercer cajón consecutivo (tras Silverstone) y el cuarto de la temporada.

DEP/ag.agencias/gr.rp.

Últimas Noticias

China castiga comercialmente a Guatemala por su relación con Taiwán dice el presidente Bernardo Arévalo

Guaemala. El presidente de,  Bernardo Arévalo, dijo el viernes que China había rechazado el ingreso de algunos envíos procedentes...

Más Noticias