sábado 3 diciembre 2022

Seminario Celac. Alberto F. en confusas declaraciones defendió a las dictaduras de Venezuela y Cuba

Más Leídas

Alberto Fernández volvió a reclamar el fin de los embargos a Cuba y Venezuela, que llamó «bloqueos». Sin embargo no nombró al régimen de Nicaragua, con el que el Gobierno mantiene una relación de tensión y distancia. Anteriormente ya los había defendido en diferentes oportunidades.

Fernández habló en el cierre del seminario de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que tuvo lugar durante toda la tarde de este jueves en el CCK. Lo hizo junto al canciller Santiago Cafiero, el ex jefe del Gobierno de España, el socialista y ex mediador entre oficialismo y oposición venezolana, José Luis Rodríguez Zapatero; el ex presidente de Colombia y ex secretario de la Unasur, Ernesto Samper y el titular del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) Vinicio Cerezo, ex presidente de Guatemala.

Fernandez dijo: «Debemos trabajar todos unidos para que los bloqueos se terminen en este continente Tenemos dos países bloqueados y eso es imperdonable». Dijo que Cuba lo sufría hacía casi 70 años  y que esa era una de las razones por las que no podía vender las «cuatro o cinco vacunas contra el covid que fabricó. Yo lo sufro».

«Y ahora, Venezuela…espero que termine pronto y que los hermanos venezolanos vivan en democracia y puedan elegir libremente» dijo Alberto Fernández nombrando confusamente la palabra democracia

Fernandez y Cafiero cerraron este jueves el seminario de la Celac con fuertes mensajes para institucionalizar este foro en el que no participan ni Estados Unidos, ni Canadá ni el Brasil de Jair Bolsonaro. Pero al mismo tiempo se incluye a Cuba, a Venezuela y Nicaragua con un mensaje de “unidad en la diversidad”, pero sin crítica alguna al galopante deterioro de los derecho humanos a manos de sus respectivos regímenes de mano dura.

En este seminario de la Celac también surgieron voces para revivir la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) durante una tarde en las que varias veces resonó el nombre de su primer secretario, el fallecido Néstor Kirchner. Y todos pidieron abiertamente por el triunfo de Lula da Silva en Brasil, un gesto de lo más curioso porque se habló contra los «injerencias en asuntos» de Estado cuando es exactamente ello lo que hicieron al pedir por la victoria del lider del PT.

Luego hubo algunas frases polémicas del presidente Fernández. Una fue que la pandemia del coronavirus representó en muertos entre «uno y dos Holocaustos». Para ello citó a Naciones Unidas y dijo que «hubo entre 6 y 10 millones de muertos o más».

Despues, criticó a los que llamó  «promotores pasivos de la guerra» en Ucrania que, dijo, «no mandan tropas pero mandan armas, y dejan que toda esa zona se recaliente, que el conflicto escale y las vidas se sigan perdiendo, ya no como consecuencia de un virus sino como producto de la decisión humana».

«Todos estamos esperando que ese conflicto termine rápidamente y hacemos lo que está a nuestro alcance, porque afecta a toda la humanidad», afirmó el mandatario en el CCK. Sin embargo, evitó condenar a Rusia, que invadió Ucrania el 24 de febrero pasado.

La noche terminó además con un mensaje del mexicano Andrés Manuel Lopez en el que también trajo a la mesa el deseo de la mayoría en esta Celac de que gane las elecciones de Brasil Luis Inacio Lula da Silva. López Obrador habló de espacios “sin intervencionismos, golpes de Estado” y de “respeto a la soberanía de los países” y a las distintas maneras “de pensar”.

El poder de los Estados Unidos también resurgió esta tarde en el CCK, adonde tuvo lugar el seminario aunque a diferencia de otros encuentros no hubo palabras para que se tumbe al secretario general de la OEA, Luis Almagro.

​ Pero Lopez Obrador descolocó al auditorio cuando en su mensaje, sugirió que La Celac debía integrarse a los Estados Unidos y Canadá. ‘Ellos tienen el capital y la tecnología, nosotros la mano de obra’ expresó, generando murmullos entre los presentes que esperaban otro mensaje más rupturista del presidente mexicano’. Almagro no fue invitado.

 «Discutamos cómo profundizar la cooperación, cómo coordinar los esfuerzos de desarrollo de nuestras economías, cómo acercarnos cada día un poco más a la igualdad», invitó Cafiero más temprano al abrir el seminario, organizado por la presidencia pro témpore de Argentina en la Celac y el Banco de Desarrollo de América Latina-CAF .

Curiosamente, mientras la CELAC reunía en el CCK a la izquierda y la centroizquierda, por la mañana, en el hotel Alvear se reunía la “crema” local vinculada a los Estados Unidos. Fue en la decimonovena edición del Consejo de las Américas, donde hablaron, entre otros precisamente los embajadores Marc Stanley, Jorge Argüello, el ministro Sergio Massa, y el jefe del Gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta.

El encuentro de la CELAC de este jueves antecede a la cumbre de cancilleres de la Comunidad que Cafiero está organizando para el 26 de octubre.

Planea además un encuentro de ministros Celac-Unión Europea para el día siguiente y uno de presidentes de dicha Comunidad para fines de año, que implicaría una invitación a Buenos Aires -no necesariamente una visita- para Nicolás Maduro, Daniel Ortega y Miguel Días Canel.

Alberto se convirtió en la voz de los líderes de dichos regímenes cuando le reprochó a Joe Biden en la última Cumbre de las Américas, de Los Angeles, que dichos tres fueran excluídos.

«El futuro de la integración: Unidad en la Diversidad» titularon en el Gobierno al seminario de este jueves donde el oficialismo ha optado por marcar en la región «diferencias ideológicas».  El encuentro tiene por novedad la llegada de Gustavo Petro al poder en Colombia, con una propuesta de centroizquierda, y en el subyace la ansiedad electoral sobre Brasil, ante la posible victoria en octubre de Luis Inacio Lula da Silva.

Este jueves los embajadores de Cuba, Venezuela y Nicaragua en la Argentina representaron en Buenos Aires a los tres regímenes. Hablaron el especialista Juan Gabriel Tokatlian, de la Universidad Torcuato Di Tella,  Marco Antonio Enríquez-Ominami; la exsecretaria ejecutiva de la Cepal Alicia Bárcena; el exsecretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA) José Miguel Insulza y el presidente de CAF, Sergio Díaz-Granados, entre otros. Reciben apoyo del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), donde juega en su favor su vicepresidente Argentino, Christian Asinelli.

El Presidente tiene con la Celac un protagonismo internacional que lo ha llevado incluso hasta la reunión del G7 en Alemania y también a la misma Cumbre de las Américas. Otros funcionarios participarán por la mañana del Council of Americas, un espacio de sintonía con Estados Unidos.

Del gobierno estarán el Ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro; el embajador ante Washington, Jorge Argüello, más los gobernadores de Jujuy, Gerardo Morales; de Mendoza, Rodolfo Suárez, y de Salta, Gustavo Sáenz.

P/ag.ln.cl.ifb.vfn/gr.rp.

Últimas Noticias

Brasil. Bolsonaro no reconoce abiertamente su derrota frente a Lula, aunque dice que cumplirá con la Constitución

Brasilia - El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, no se ha pronunciado este martes abiertamente sobre el resultado de...

Más Noticias